MEDITACIÓN DEL TERCER OJO

Esta meditación del tercer ojo es una técnica simple para enfocar la mente, aumentar la concentración y mejorar la claridad mental.

Siéntate en una posición cómoda, ya sea con las piernas cruzadas en el suelo o en una silla. Siéntate alto con la columna recta, los hombros relajados y el pecho abierto. Descansa las manos sobre las rodillas con las palmas hacia arriba. Toca ligeramente el dedo índice con el pulgar. Relaja la cara, la mandíbula y el vientre. Deja que la lengua descanse sobre el techo de la boca, justo detrás de los dientes frontales. Permite que los ojos se cierren ligeramente.

Respira lenta, suavemente y profundamente adentro y afuera por la nariz. Con los ojos cerrados, mira hacia el tercer ojo, el espacio entre las cejas, el sexto chakra. Concentra tu mirada y concentrate intensamente en este lugar, buscando una luz blanca o azul índigo que aparecerá. Cuando surgen pensamientos en la mente, déjalos ir y devuelve el foco al tercer ojo.

Practica esta meditación por 10-20 minutos. Para finalizar, inhala con las palmas juntas frente al corazón, exhale y arquee suavemente mientras dice estas palabras “Permítame ver y percibir con claridad en todos los niveles, y buscar solo la verdad”.Deja que los ojos se abran suavemente y tómese un momento o dos antes de continuar con el resto del día.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies